Últimos posts

Subscribirme al RSS

Los Amigos de el Morin, reivindicamos la Playa Fluvial de Monforte en Vilanova

Como un colectivo más, nos sumamos a las reivindicaciones que en el mismo sentido se están haciendo desde otros foros de esta ciudad, para que esa zona del río Cabe, Vilanova, sea acondicionada para baño.


Es nuestra opinión, de los Amigos del Morín -y seguro que por extensión, la de todo el barrio-, que esa ubicación es la idónea, y según parece ser, coincidió con la de la corporación municipal, según me apuntó un integrante de nuestro grupo, esto ya fue acordado, en pleno. De lo cual nos congratulamos. Pero no cederemos en esta demanda, hasta que no veamos realizado, lo que hoy estará -suponemos- en proyecto. La credibilidad de muchos políticos, a la hora de cumplimientos, está hoy en día, desgraciadamente, en cotas muy bajas.


Los razonamientos que expondremos a continuación, pensamos que llenaron de peso los criterios que deben primar a la hora de elegir el paraje, en las riberas del Cabe a su paso por la ciudad, para zona de esparcimiento y deleite de todos los Monfortinos.


En primer lugar, opinamos que, la seguridad e higiene son razones primordiales y determinantes, para que se defina y delimite una zona del río y se dedique a baños.


En segundo, indicar que, si algo distingue la generación presente, respecto a las de nuestros padres y abuelos, es la disponibilidad de tiempo libre, y por lo tanto una meta debe ser, el saber encauzar su empleo, en cosas que nos hagan más placentera nuestra vida, tocante a la salud y bienestar en general. Para ello, zonas de recreo, esparcimiento y deporte, de esta índole, son fundamentales e indispensable hoy, en nuestras ciudades; la nuestra, dentro de un hermoso valle, el del Lemos, por el cual discurre un precioso río, el Cabe, lo tiene –como se dice coloquialmente- “A guevo”; entonces lo único que hay que hacer es: “saber sacarle partido”.


Alguien puede decir que, en Monforte ya existe un Club Fluvial, con piscinas –con su cloro-, y pistas de tenis, además de otras dotaciones. Si que es verdad, pero no es para todos los Monfortinos, es únicamente para los socios, o los que paguen el abono correspondiente. Considerando incluso que haya gente, con otro tipo de intereses –que no sean solamente los del recreo y ocio-, que diga, que si se hace algo así, la playa fluvial, causaría el cierre del club. Yo, discrepo, soy de los que piensan que ambas opciones pueden coexistir perfectamente. Y Llegado el caso, de que hubiera que inclinarse por una u otra, debería prevalecer la que beneficie a la mayoría, y está claro que eso lo cumpliría la playa solicitada.


Como hemos dicho al principio, la ubicación elegida, pensamos que es la idónea, por varios motivos, uno es que, sin estar en el casco urbano, -que ya por si misma es una condición ventajosa- está, a su vez, limítrofe con barrios con amplio vecindario, como son el del Morín y la Estación, e incluso con Rivasaltas; si bien este último núcleo, podría entenderse como competidor en esta cuestión, pensamos que, por razones de distancias, sobre todo con el casco urbano, y alguna otra -razón- que apuntaremos a continuación, no llegaría a reunir las condiciones con que cuenta Vilanova.


La zona, a la que nos estamos refiriendo, es la comprendida entre la presa, y los pocillos -fonte fría-, con su zona intermedia  conocida por la isla -denominada así por encontrarse comprendida entre los dos ramales del río en que se bifurca a partir de la presa, hasta que confluyen en los pocillos. Este paraje además de ser de los más bonitos que tiene el Cabe, reúne unas condiciones inmejorables para el baño, como es la zona remansada de la presa, y otra de aguas más rápidas, la de los pocillos; las cuales se complementan con una zona ideal para merendero, siendo este el que más tradición tuvo de los de Monforte, durante generaciones estuvo abarrotado, en épocas estivales, de familias comiendo las típicas empanadas, Después había partidos de fútbol, entre la gente joven, mientras otros -los de cierta edad- preferían echarse una buena siesta a la sombra. 


Esa isla, todo sea dicho de paso, también sirvió, durante esas generaciones, para otros refocilos, en este caso realizados fuera del agua, y preferentemente a la caída del sol, que seguramente tuvieron que ver con el aumento demográfico que tuvo Monforte, en sus buenas épocas. Y un apunte más - este ya no como asunto frívolo- que, parte de la superficie de esta isla, fue donada, por el Sr. Sierra, al ayuntamiento de Monforte, para uso y disfrute de los Monfortinos.


Para terminar, debemos señalar que actualmente, Vilanova, se encuentra dejada de la mano de Dios, y de la del concello;  como muestra, adjunto las fotos en las cuales se puede observar -mediante el enlace con Picasa:
http://picasaweb.google.es/carmorin - el grado de abandono que tiene este bello paraje. Lo cual y por si solo, ya es una demanda que hacemos al ayuntamiento, al margen de que al final se termine haciendo la playa fluvial, Vilanova necesita urgentemente un buen repaso. Admitiendo que, esta corporación municipal, ya hizo cosas bien hechas, como es el adecentamiento de la cuenca y ribera del Cabe a su paso por el casco urbano; incluso la zona de Rivasaltas está en un estado decoroso. Sr. alcalde: ¡Ahora tócalle a Vilanova!, ¿non e certo?

Permalink     Sin comentarios    






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado