Últimos posts

Subscribirme al RSS

Crisis. ¿Quién pagará, al final, el pato?

Se trata de saber primeramente que sectores fueron los causantes de la crisis, seguidamente los que salieron, o están siendo, los mas damnificados por causa de ella; para luego distribuir equitativamente el gravamen, o contribución, para levantar la nación.

 

Para ello me propuse un ejercicio:

 

Consistente en construir dos pirámides. Una, con los sectores más perjudicados en la crisis, por orden de mayor a menor, es decir en la base el más perjudicado, y la cúspide el menos. Seguidamente, hacéis la otra pirámide, conteniendo los mismos sectores, pero en este caso su construcción se hará teniendo en cuenta los que, a vuestro entender, incidieron negativamente en la crisis, o que fueron causantes de ella, de menor a mayor grado.

 

Puede parecer un rollo, sobre todo si se quiere partir de datos más o menos fehacientes, pues hay que hacer su acopio consultando fuentes fidedignas y ello implica algunas horas haciendo consultas.

 

También se puede hacer a manera de sondeo de opinión, respondiendo cada uno según su grado de percepción, en el medio donde uno se desarrolle. Por eso, ahí juega un papel muy importante la amplitud del espectro de población sondeado.

 

Aquí como se trata de dar mi opinión, la cosa la simplifiqué aplicando: un poco de cada una de las formas, o modelos, antes dichos; con un mucho de lo que uno se informa por los medios – claro que las limitaciones, de fuentes que uno dispone, y lo tocante al referido sondeo, son grandes- También se podría pormenorizar los sectores, o partiendo de los que son productivos de los que no, etc., etc. Pienso que para este caso, la media docena de sectores reflejados llegan, y el resultado final va a ser perfectamente entendible por todos.

 

La primera pirámide es el siguiente:

 

Base: Población parada, en demanda de empleo y jubilados

Primer Nivel: El trabajador asalariado, por cuenta ajena. Pequeños inversores

Segundo Nivel: Trabajadores por cuenta propia: Pequeños y medianos empresarios. Inversores de esos mismos niveles.

Tercer Nivel: Grandes Empresarios e Inversores de ese Nivel

Cuarto Nivel: Sector político, en general.

Quinto Nivel: La Banca

 

La segunda pirámide:

 

Base: Población parada, en demanda de empleo y jubilados

Primer Nivel: El trabajador asalariado, por cuenta ajena. Pequeños inversores

Segundo Nivel: Trabajadores por cuenta propia: Pequeños y medianos empresarios. Inversores de esos mismos niveles.

Tercer Nivel: Sector político, en general.

Cuarto Nivel: Grandes Empresarios e Inversores de ese Nivel

Quinto Nivel: La Banca

 

Nota.- El Sector Sindical, por su amarillismo político, notorio con el gobierno actual ya antes de que comenzar la crisis, y posteriormente dentro de ella, los considero ya integrados dentro del Sector Político, aunque ahora pretendan enmascarar esa etapa, con “manifestaciones” o con convocatorias de huelgas, que ahora serían intempestivas e innecesarias.

 

Datos tenidos en cuenta, de algunos sectores consultados:

 

Banca:

Ganancias del BBVA - 2008.- 5.414 millones de € - 2009.- 5.260 millones de €.

Ganancias del Santander – 2008.- 8.876 millones de € - 2009.- 8943 millones de €.

 

Muchas familias se vieron en la calle y sin dinero, ante las “facilidades” bancarias para conceder hipotecas a la vivienda, y al verse elevados sus intereses, de una manera brutal; a causa, o fomentadas por las constantes y especuladoras subidas del Euribor, hasta catorce veces en un año.

 

Bolsa:

Rentabilidad en el 2009.- 6,9 %. De 136 empresas, 81 tuvieron rentabilidad positiva.

 

Ciertos sectores, como el de la construcción, mantuvieron burbujas de forma especulativa, invirtiendo y construyendo por encima de la demanda; cayendo en picado durante la crisis, siendo uno de los grandes responsables del incremento del paro en nuestro país.

 

Pequeñas y medianas empresas (PYMES):

Durante el último año, 2009, desaparecieron 67.303 empresas, de un total de 1.260.085 (PYMES).

 

Políticos:

No es cuestión de airear ahora los sueldos de nuestros políticos, que ya sabemos que no son de los más altos de Europa, sobre todo comparativamente con los de los Italianos, por ejemplo), pero si resultan “chocantes” a la hora de su fiscalidad, en lo declarado; y que debieran ser, cuando menos, causa de sonrojo, a la hora de comparar los ingresos del Presidente de la Comunidad Catalana (sobrepasó ampliamente los 164.000 € en el 2009) o el del presidente de la diputación provincial de Barcelona que pasó de los 144.000 €, el mismo año, comparado con el sueldo medio en España, sobre los 20.000  €., por ejemplo, y la forma que tienen de acaparar, la mayoría, poder adquisitivo para ellos y su familiares, osease que no “cuela”; y que lo declarado es solamente la “punta del iceberg”

 

Pero en todo caso, sus sueldos deberían ser analizados en función de sus gestiones, de los beneficios y bienestar aportados a su pueblo.

Pues bien, la deuda que se manejan en la mayoría de las comunidades y ayuntamientos españoles son de escándalo, y algunos estando en números de quiebra técnica, siguen despilfarrando con descaro.

 

Paro obrero y jubilaciones:

El número de parados en enero de este año, 2010, era de 4.048.493 personas, y subiendo.

Y la pensión media en España, actual, es de 875 €.

Sin más comentarios.

 

Que en España, hay mucha picaresca y se cobran subvenciones, el paro y hasta la invalidez, gente a la que no corresponde, que hay una bolsa de dinero negro muy importante en ciertas profesiones, y que se miente mucho en lo declarado al fisco. Eso debe ser anotado en el debe de los políticos y de la conciencia ciudadana de esta nación.

 

Con este panorama, algunas de las medidas que pretenden implantar los políticos, bien  renumerados ellos, y blindado su futuro; principales causantes, por su inoperancia <los de unas naciones, más que los de otras>, ahora proponen elevar a 67 años la edad de jubilación, recortar las pensiones, entre otras formas calculando la base de cotización por toda la vida laboral.

 

Al final quien paga “el pato”, siempre son los mismos: los trabajadores asalariados, el pequeño y mediano empresario, y los pensionistas ¡Venga apretémosles el cinturón!

 

SI SEÑOR. Todo un buen ejercicio de justicia distributiva y retributiva.

Permalink     Sin comentarios    






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado