Últimos posts

Subscribirme al RSS

Mi amigo Milucho también se prejubiló.

Emilio Castro López se prejubilo. Estuvimos en Asturias, en su homenaje, en esa bella capital, Oviedo -nunca me cansaré de pasearla, y si puede ser con él de cicerone-, lugar de residencia de este Ferroviario Monfortino.

[ Más ]

Permalink     1 comentario